monsanto550x394

  Según reveló Wikileaks la empresa Monsanto y el gobierno de EEUU ‘compraron’ secretamente el permiso de políticos españoles para introducir su  OMG Maíz, que depende de su producto cancerígeno Roundup Ready. Luego presuraron la EU con el lema Si España cae, el resto de Europa va a seguir. “ 

Nota sobre peligros del maiz transgénico

El maiz transgénico en España es de las variedades BT que matan el European Bore Beetle y mejoran algo la cosecha. ( Son de Monsanto, Sygenta y Bayer). Sin embargo son más caros y muchas veces hay que usar insecticida  también, y cada vez más debido a la creciente resistencia de los bichos. Además falta la herbicida, o la tradicional, muy tóxico o la herbicida Roundup (glifosato y el glufosinato de amonio ) según la variedad. 

Hay peligros de efectos imposibles de saber o rectificar a largo termino. Además campos de maiz normal y orgánico quedan contaminados por polinización a mucha distancia, y varios formas de vida beneficiosos quedan eliminados, especialmente mariposas y la fauna aquática. Según los nuevos hallazgos, Roundup, del que se rocían decenas de miles de toneladas al año en todo el mundo, sigue siendo tóxico para el ADN humano incluso si se diluye a un simple 0,02 por ciento , es decir un 99,8 más de lo que se hace cuando se utiliza normalmente para su uso en los cultivos transgénicos.

Sigue la presión politica y comercial para extender el ‘experimento de España’ a otros paises de la UE, argumentando que el uso de plantas genéticamente modificado puede ser algo menos peligroso porque a veces disminuye el cóctel de herbicidas, insecticidas y nitratos que ya está destruyendo la tierra cultivable.20121202_152520

Además se sospecha que el maíz transgénico perjudica directamente la salud humana. Científicos franceses de las universidades de Caen y Rouen realizaron diversos estudios sobre tres variedades de maíz modificado genéticamente, los cuales muestran claras evidencias de riesgos para la salud. Los experimentos realizados con ratas mostraron evidencias de anomalías en parámetros sanguíneos asociados con las funciones renales y hepáticas. Los cambios observados con los tres maíces transgénicos analizados siguen patrones típicos de disrupciones en el sistema metabólico.

01_marchamillonescontramonsanto

Por qué y cómo España se convirtió en el mayor productor de transgénicos de la UE

por Paula Fernández 2013 • 12 • 19 – Wulff Universidad de las Naciones Unidas (traducción de Google y The Free, ver original abajo en inglés)

Introducción: factores generales

……………”Organismos Genéticamente Modificados ( OGM) son algunas de las tecnologías más controvertidos del mundo. Disputas transatlánticas que surgen de las diferencias normativas entre los dos grandes marcos – aquellos de los Estados Unidos y la Unión Europea – han afectado las decisiones de investigación , inversión y plantación en todo el mundo .

Los factores globales que permitan la expansión mundial de los OMG incluyen una fuerte inversión , los precios internacionales favorables y el creciente papel de las empresas transnacionales. Estas condiciones, sin embargo , no parecen aplicarse a España , donde la información es insuficiente, la transparencia , los estudios independientes y la movilización social débil han dejado el campo libre a presión constante por parte de las compañías de GM.


Marco jurídico de la UE

La situación OMG en España no se puede entender sin antes comprender el marco legal de la Unión Europea para su autorización . Considerado por muchos como restrictiva , el procedimiento ha permitido , sin embargo, su rápida propagación . Se basa en la Directiva 2001/18/CE , transpuesta al ordenamiento jurídico español mediante la Ley 9/2003 , y dos Reglamentos: 1829/2003 y 1830/ 03.

Dada la diversidad de las condiciones nacionales , regionales y locales en las que trabajan los agricultores europeos , la Comisión Europea considera que las medidas de coexistencia destinadas a evitar la presencia accidental de OMG en cultivos convencionales y ecológicos deben ser desarrollados e implementados por los Estados miembros , y en el artículo 26 bis de la Directiva 2001/18/CE les da derecho a hacerlo.

Sin embargo, en 2012 el Tribunal de Justicia de la UE dictaminó (Asunto C-36/11 ) que los Estados miembros no pueden someter el cultivo de OMG a un procedimiento de autorización nacional adicional si ya autorizado a través de la legislación pertinente de la UE . La decisión sigue a la jurisprudencia anterior del Tribunal que sancionó Francia por transposición incorrecta de las normas de GM de la UE (casos C-419/03 y C-121/07 ) , estableciendo así unos límites claros al artículo 26 bis.

Opt -outs y preocupaciones

En la actualidad, varios Estados miembros han pedido una cláusula que les permitiría optar por el cultivo GM . Algunos de estos Estados miembros ya han prohibido el cultivo de OMG sobre la base de una cláusula de salvaguardia (artículo 23 de la Directiva 2001/18/CE ) o medidas de emergencia destinadas a hacer frente a la nueva información sobre los riesgos emergentes después de la autorización ha sido concedida (artículo 34 del Reglamento 1829/2003 ) . Como resultado de ello , la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA ) no consideró que las prohibiciones sean científicamente justificadas , como era inicialmente el caso de Francia. Otros países como Austria, Polonia, Hungría, Grecia , Luxemburgo y Alemania han tenido éxito en sus prohibiciones .

Conflictos de interés en la EU

Curiosamente, en 2009 , 12 de los 21 miembros del panel de la EFSA OMG tenían un conflicto de intereses definidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico : su participación en la industria de la biotecnología les coloca potencialmente en la posición de poder explotar su capacidad oficial de la empresa o beneficio personal.

Desde entonces, sólo un miembro del conflicto ha dejado el panel.

A pesar de la lucha contra las reclamaciones , otro conflicto de interés parece haber impulsado la retracción de una publicación del estudio científico independiente realizado por un grupo de investigación dirigido por el francés Gilles- Éric Séralini , que describe los efectos nocivos en ratas alimentadas con maíz transgénico de Monsanto. Esta retracción de la revista Food and Chemical Toxicology sucedieron después de que Richard Goodman , quien trabajó desde 1997-2004 para Monsanto , se unió a la Junta Editorial de la revista.

El artículo fue retirado bajo el argumento de que el pequeño tamaño de la muestra de ratas y la cepa de ratas seleccionadas eran razones suficientes para poner en duda el carácter definitivo de las conclusiones. Sin embargo, entre otros argumentos en contra hechas por la Red Europea de Científicos , poco concluyente de los resultados de investigación no está contenida en las directrices para las retracciones en la publicación científica , establecido por el Comité de Ética de publicación , de los cuales la revista Food and Chemical Toxicology es miembro.

Francia prohibió la línea de maíz MON810 de Monsanto sobre la base de este estudio y los resultados científicos anteriores, pero la prohibición fue impugnada inicialmente por la EFSA . Esta línea , al igual que otros maíz Bt , se considera resistente a los insectos , ya que está diseñado para contener de Bacillus thuringiensis , un patógeno tóxico para los insectos en el orden de los lepidópteros , incluyendo el barrenador del maíz europeo. Sobre la base de la documentación presentada por Francia , la EFSA afirmó en 2012 que ” … no [existía ] ninguna evidencia científica concreta , en términos de riesgo para la salud humana y animal o el medio ambiente, que apoyaría la notificación de una medida de emergencia [ ... ] e invalidar sus evaluaciones de riesgos anteriores de maíz MON810 ” .

A pesar de la EFSA y el rechazo de la del Consejo de Estado de la prohibición, el gobierno francés decidió mantenerlo. 6540_101629499852493_100000163313619_49764_33955_n


Entender el caso de España

A pesar de los hallazgos científicos y la creciente preocupación , y en gran contraste con la posición de Francia, España actualmente tiene la tasa más alta de adopción del maíz Bt en la UE desde que se introdujo por primera vez en 1998 . En 2012, más de 120 mil hectáreas de maíz Bt se cultivan – 19,5 por ciento más que el año anterior – que representa el 90 por ciento de los cultivos transgénicos en la UE.

Entonces, ¿por qué los países que comparten un marco jurídico común europeo , así como las condiciones de clima y suelo similares , tienen puntos de vista diametralmente opuestos sobre este tema?

Se realizó una encuesta de la Comisión Europea en 2005, en tres de las provincias productoras de maíz Bt más importantes de España . Si bien los resultados reportan mayores rendimientos , el estudio muestra la significación estadística en una sola provincia , y todo el maíz Bt producido se vendía realmente para la fabricación de piensos .

La encuesta también encontró que el 30 por ciento de los agricultores todavía aplica insecticidas , incluso cuando el tratamiento fue ineficaz. Aunque el estudio alaba este porcentaje como un logro , los datos deben ser contrastados con los hallazgos recientes sobre el uso de pesticidas : en los EE.UU. , el período de quince años después de la introducción de los cultivos Roundup Ready 1996 vio el uso de herbicidas aumento en cerca de siete por ciento. Este porcentaje, sin embargo, sería mucho mayor si ” los insecticidas aplicados ” incluyó el Bt producida por las plantas transgénicas , como muchos entomólogos proponen .

Curiosamente, cuando se les preguntó acerca de sus razones para adoptar el maíz Bt , los agricultores declararon ” reducir el riesgo de daño por el barrenador del maíz “, ” la obtención de mayores rendimientos ” , y ” una mejor calidad de la cosecha ” , aunque no hay base científica para creer que la tecnología proporciona cualquiera de esos resultados. Por otra parte , los factores que incluyen el tipo de suelo , la intensidad del riego , las condiciones climáticas o la integridad ecológica no fueron analizados en el estudio, todos los cuales tienen impacto directo en las tres respuestas proporcionadas .

Las raíces de la apertura de GM España

En 1998 , el gobierno español autorizó dos variedades de maíz Bt 176 por primera vez , confiando el proceso de vigilancia biológica a las mismas empresas que habían creado esas variedades. El cambio de gobierno en 2004, desde las derechas a más el centro , hizo posible que las protestas procedentes de la sociedad civil fueron oídos, y un representante del sector del medio ambiente fue admitido en la Comisión Nacional de Bioseguridad .

Durante las reuniones del Consejo Europeo , el gobierno español cambió de respuestas “pro- OGM ” a la “abstención ” en la mayoría de los casos. Curiosamente, sin embargo , los votos individuales de los Estados miembros no son accesibles al público. Afortunadamente , los votos son registrados por las organizaciones no gubernamentales , el descubrimiento de la inconsistencia de neutral posición de la UE en el país y las políticas a nivel nacional : el mismo gobierno aprobó 14 nuevas variedades de maíz MON810 en julio de 2005 , llevando el número total a 40 en ese momento. Aunque se eliminaron variedades Bt 176 de la lista de los OMG autorizados en el país en 2005 , en la actualidad el número total de variedades comerciales transgénicos aprobados es de 116 .

La diferencia entre las tasas de cultivo de maíz GM de Francia y España se debe , por un lado a la movilización débil de las organizaciones sociales y el debate público insuficiente en España y , por otro , el apoyo del gobierno español de empresas de GM.

Se aprovecharon de una débil movilización social y rural en España

Una débil movilización social en comparación con el caso de Francia podría proceder de la diferencia en la composición sociológica y la historia de las campiñas francesas y españolas. A diferencia de España , Francia experimentó un fenómeno de neo – ruralización después de mayo de 1968, que condujo a la formación de fuertes sindicatos agrícolas dedicadas a la protección de los derechos de los agricultores a pequeña escala (por ejemplo, Confederación Campesina Confédération Paysanne)) .

Al mismo tiempo, la población rural española no es tan receptiva a otras alternativas , como la agricultura orgánica , como los franceses. Aunque un número de regiones se han declarado zonas libres de OMG , que pone de relieve la falta de conexión entre el gobierno nacional y las poblaciones locales , el enfoque productivista aún permanece sin respuesta , y esto incluye a los OGM.

Acuerdo secreto de Monsanto con el Gobierno Español

Además , los cables publicados por WikiLeaks revelaron que , de acuerdo con Monsanto , el gobierno francés habría contravenido la normativa de la OMC mediante la prohibición de MON810 , y que la empresa iba a pedir una indemnización . El gobierno español , posiblemente, vio esto como una amenaza de represalia .

Intervención secreta de EEUU en favor de Monsanto en España

Estos cables mostraron que los diplomáticos estadounidenses estaban trabajando directamente para empresas como Monsanto GM para ayudar a garantizar la adopción por España . “Como respuesta a las peticiones urgentes reciente por [ el ministerio español de asuntos rurales ] Josep Puxeu y Monsanto , solicitamos  la renovación del apoyo a un alto nivel de EEUU y una intervención del gobierno de EE.UU. basada en la ciencia de la posición de biotecnología agrícola de España.”.

España, EEUU y Monsanto ” Si España cae, el resto de Europa va a seguir. “

También se supo que España y los EE.UU. trabajaron en estrecha colaboración para persuadir a la UE a no reforzar las leyes de la biotecnología. En un cable, la embajada en Madrid escribe: ” Si España cae, el resto de Europa va a seguir. “

no monsantoAprender de España

La falta de requisitos y procedimientos para la adopción y el desarrollo de OGM transparentes sigue siendo un problema tanto a nivel nacional como europeo . Mientras que los registros de los OMG aprobados en ambos niveles se mantienen , en principio, abierto al público , la información aparece limitado y muy técnico .

La falta de información a los agricultores sobre los efectos a largo plazo sobre la salud y el medio ambiente no es casualidad tampoco. Conclusiones establecidas por la encuesta mencionada como positivas se basan en el hecho implícitamente acepta que la información proporcionada a los agricultores sigue siendo insuficiente , por lo menos en las áreas de su ámbito de aplicación .

También hay una falta general de estudios científicos independientes . En lugar de ser realizada por el CSIC ( Instituto de investigación científica pública líder en España ) , se llevan a cabo en primer lugar por las propias empresas después de las pruebas de 90 días , claramente insuficiente en comparación con el período de dos años exigida para los productos farmacéuticos. Los organismos gubernamentales o europeas podrían llevar a cabo más investigaciones , pero estos suelen recoger la evidencia científica a su conveniencia e incluyen miembros que están en conflicto de intereses.

La débil movilización social y la exclusión gradual de las ONG y las voces críticas de la sociedad civil han desempeñado un papel importante en la rápida propagación de los OMG. Además, España se ha hecho dependiente deliberadamente sobre los subsidios agrícolas europeos , lo que hace las comunidades locales particularmente vulnerables a las decisiones supranacionales y las dejan con muy poca o ninguna voz en esos foros.

Corrupción y connivencia

La connivencia de los poderes políticos con el sector privado , ya conocidas antes de las revelaciones de WikiLeaks , se pone de manifiesto por los cambios bruscos de la política de los ministros de agricultura antes y después de su elección. La politización de la cuestión no se puede evitar, pero la información , la transparencia y la participación social debe ser fomentada con el fin de evitar  decisiones mal informadas de los agricultores,  decisiones políticas orientadas al beneficio privado y la tranquilización de los sectores sociales clave en este proceso.

Licencia Creative Commons
Por qué y cómo España se convirtió en el mayor productor de transgénicos de la UE por Paula Fernández – Wulff está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No comercial – Compartir bajo la misma licencia 4.0 Internacional.

*****************************

As revealed by Wikileaks Monsanto and the U.S. government ‘ bought’ secretly Spanish politicians permission to enter their GMO corn , and the carcinogenic Roundup Ready  . They pressured the EU with the slogan ” If Spain falls, the rest of Europe will have to follow. “


Note on dangers of GM corn

Transgenic maize in Spain is BT varieties that kill the European Bore Beetle and allow a something better harvest. (made by Monsanto, Syngenta and Bayer) . However they are more expensive and often you have to use insecticide also , and increasingly so due to the increasing resistance of the bugs. Also you still need herbicide, either the traditional, highly toxic chemicals or the carcinogenic  herbicide Roundup from Monsanto( glyphosate and glufosinate ammonium ) depending on variety.

There are dangers impossible to predict or rectify effects in the long term . Also far away fields of normal and organic corn pollination get contaminated, and several beneficial forms od life, especially butterflies and acuatic fauna. According to new findings, Roundup, of which tens of thousands of tons per year are sprayed worldwide , remains toxic for human DNA even when diluted to a mere 0.02 per cent , ie 99.8 more than it is when used normally for use in transgenic crops.

The political and commercial pressure continues to extend the Spanish experiment’ to other EU countries , arguing that the use of genetically modified plants may be somewhat less dangerous because sometimes they decrease the ‘necessary’ cocktail of herbicides , pesticides and nitrates that are already destroying the cultivable land .

Also it’s suspected that GM maize directly harms human health. French scientists from the Universities of Caen and Rouen conducted various studies on three varieties of genetically modified maize , which show clear evidence of health risks . Experiments with rats showed evidence of abnormalities in blood parameters associated with renal and hepatic functions. The changes observed with the three transgenic maize strains analyzed show typical patterns of disruptions in the metabolic system.

original in English

Why and How Spain Became the EU’s Top Grower of GMOs

Genetically Modified Organisms (GMOs) are some of the world’s most controversial technologies. Transatlantic disputes arising from the sharp regulatory differences between the two major frameworks — those of the United States and the European Union — have affected research, investment and planting decisions worldwide.

Global factors enabling the global expansion of GMOs include heavy investment, favourable international prices and the expanding role of transnational companies. These conditions, however, do not appear to apply to Spain, where insufficient information, transparency, independent studies and weak social mobilization have left the field open to constant lobbying by GM companies.

The EU’s legal framework

The GMO situation in Spain cannot be understood without first grasping the EU’s legal framework for their authorization. Considered restrictive by many, the procedure has nonetheless enabled their rapid spread. It is based on Directive 2001/18/CE, transposed into Spanish legislation by Law 9/2003, and two Regulations: 1829/2003 and 1830/03.

Given the diversity of national, regional, and local conditions under which European farmers work, the European Commission considers that coexistence measures to avoid the unintended presence of GMOs in conventional and organic crops should be developed and implemented by the Member States, and Article 26a of Directive 2001/18/EC entitles them to do so.mani monsato

However, in 2012 the EU Court of Justice ruled (Case C-36/11) that Member States cannot subject the cultivation of GMOs to an additional national authorization procedure if already authorized via relevant EU legislation. The ruling follows previous case law of the Court that sanctioned France for inappropriate transposition of GM EU rules (Cases C-419/03 and C-121/07), thus setting clear limits to Article 26a.

Opt-outs and concerns

Presently, several Member States have called for a clause that would allow them to opt out of GM cultivation. Some of these Member States have already banned the cultivation of GMOs on the basis of a safeguard clause (Article 23 of Directive 2001/18/EC) or emergency measures intended to address new information about risks emerging after an authorization has been granted (Article 34 of Regulation 1829/2003). As a result, the European Food Safety Authority (EFSA) did not consider the bans to be scientifically justified, as initially was the case for France. Other countries like Austria, Poland, Hungary, Greece, Luxembourg and Germany have been successful in their bans.

Interestingly, in 2009, 12 of the 21 members of the EFSA GMO panel had a conflict of interest as defined by the Organisation for Economic Co-operation and Development: their involvement with the biotech industry positioned them to potentially exploit their official capacity for corporate or personal benefit. Since then, only one conflicted member has left the panel.

Despite countering claims, another conflict of interest appears to have driven the retraction of a publication of the scientific independent study by a French research group led by Gilles-Éric Séralini, which described harmful effects on rats fed with Monsanto’s GM maize. This retraction from the journal Food and Chemical Toxicology happened after Richard Goodman, who worked from 1997–2004 for Monsanto, joined the journal’s Editorial Board.

The article was retracted under the argument that the small sample size of rats and the rat strain selected were sufficient reasons to question the finality of the conclusions. However, among other counterarguments made by the European Network of Scientists, inconclusiveness of research results is not contained in the guidelines for retractions in scientific publishing, set out by the Committee on Publication Ethics, of which the journal Food and Chemical Toxicology is a member.

France banned Monsanto’s corn line MON810 based on this study and previous scientific findings, but the ban was initially challenged by the EFSA. This line, like other Bt maize, is considered insect resistant because it is designed to contain Bacillus thuringiensis, a pathogen toxic to insects in the Lepidoptera order, including the European Corn Borer.  Based on documentation submitted by France, the EFSA affirmed in 2012 that “…there [was] no specific scientific evidence, in terms of risk to human and animal health or the environment, that would support the notification of an emergency measure [...] and invalidate its previous risk assessments of maize MON810”. Despite the EFSA’s and the State Council’s rejection of the ban, the French government

nuevo-1decided to maintain it.

Understanding the case of Spain

Despite scientific findings and increasing concerns, and in great contrast with France’s position, Spain currently has the highest adoption rate of Bt maize in the EU since it was first introduced in 1998. In 2012, over 120 thousand hectares of Bt maize were cultivated — 19.5 percent more than the previous year — representing 90 percent of GM crops in the EU.

So why do countries that share a common European legal framework, as well as similar climate and soil conditions, have diametrically opposed views on this issue?

A survey was conducted for the European Commission in 2005 in three of Spain’s leading Bt maize-growing provinces. While results do report higher yields, the study shows statistical significance in only one province, and all Bt maize produced was actually sold for feed manufacturing.

The survey also found that 30 percent of farmers still applied insecticides even when the treatment was ineffective. Although the study praises this percentage as an achievement, data must be contrasted with recent findings on the use of pesticides: in the US, the fifteen-year period following the 1996 introduction of Roundup Ready crops saw herbicide use rise by about seven percent. This percentage, however, would be much higher if “insecticides applied” counted the Bt produced by transgenic plants, as many entomologists propose.

Interestingly, when asked about their reasons for adopting Bt maize, farmers stated “lowering the risk of maize borer damage”, “obtaining higher yields”, and “better quality of the harvest”, though there is no scientific basis for believing that the technology provides any of those results. Moreover, factors including soil type, irrigation intensity, weather conditions or ecological integrity were not analyzed in the study, all of which have direct impact on the three responses provided.

The roots of Spain’s GM openness

In 1998, the Spanish government authorized two varieties of Bt maize 176 for the first time, entrusting the biomonitoring process to the same companies that had created those varieties. The change of government in 2004, from right-wing to more centre oriented, made it possible for the protests coming from civil society to be heard, and a representative from the environmental sector was admitted in the National Commission on Biosafety.

During European Council meetings, the Spanish government shifted from “pro-GMO” responses to “abstention” in most cases. Interestingly, though, Member States’ individual votes are not accessible to the public. Fortunately, votes are recorded by NGOs, uncovering the inconsistency of the country’s neutral EU position and policies at the national level: the same government approved 14 new varieties of maize MON810 in July 2005, bringing the total number to 40 at that time. Although Bt 176 varieties were removed from the country’s list of authorized GMOs in 2005, today the total number of approved GM commercial varieties is 116.

The difference between the GM maize cultivation rates of France and Spain stems, on the one hand, from weak mobilization of social organizations and insufficient public debate in Spain and, on the other, from the Spanish government’s support of GM companies.

A weak social mobilization compared to the French case could originate from the difference in the sociological composition and history of the French and Spanish countrysides. Unlike Spain, France experienced a phenomenon of neo-ruralisation after May 1968, which led to the formation of strong agricultural unions devoted to protecting the rights of small-scale farmers (e.g., Confédération Paysanne).

At the same time, the Spanish rural population is not as receptive to alternatives, such as organic agriculture, as the French. Although a number of regions have declared themselves GMO-free zones, which highlights the disconnect between national government and local populations, the productivist approach still remains unchallenged, and this includes GMOs.

Furthermore, cables released by WikiLeaks revealed that, according to Monsanto, the French government would have contravened WTO regulations by banning MON810, and that the company would seek compensation. The Spanish government possibly saw this as a retaliatory threat.

In addition, these cables showed that US diplomats were working directly for GM companies like Monsanto to help ensure Spain’s adoption. “In response to recent urgent requests by [Spanish rural affairs ministry] Josep Puxeu and Monsanto, post requests renewed US government support of Spain’s science-based agricultural biotechnology position through high-level US government intervention.”monsanto

It also emerged that Spain and the US worked closely to persuade the EU not to strengthen biotechnology laws. In one cable, the embassy in Madrid writes: “If Spain falls, the rest of Europe will follow.”

Learning from Spain

Lack of transparent requirements and procedures for GMO adoption and development remains an issue both at national and European levels. While registers of approved GMOs at both levels remain, in principle, open to the public, information appears limited and highly technical.

The lack of information provided to farmers about long-term effects on health and the environment is no coincidence either. Conclusions stated by the above-mentioned survey as positive are based on the implicitly accepted fact that information provided to farmers remains insufficient, at least in the areas of its scope.

There is also an overall lack of independent scientific studies. Instead of being undertaken by the CSIC (Spain’s leading public scientific research institute), they are first carried out by the companies themselves after 90-day tests, clearly insufficient compared to the two-year period required for pharmaceutical products. Governmental or European agencies might conduct further research, but these often pick scientific evidence at their convenience and include members who are in conflict of interest.

Furthermore, weak social mobilization and the shutting-out of NGO and critical civil society voices have played a major role in the rapid spread of GMOs. Additionally, Spain has been made deliberately dependent on European agricultural subsidies, where local communities are rendered particularly vulnerable to supra-national decisions and left with very little or no voice in those fora.foto0561

The connivance of political powers with the private sector, already known before the WikiLeaks revelations, was further evidenced by sudden changes of policy by ministers of agriculture before and after their election. The politicization of the issue cannot be avoided, but information, transparency and social participation must be fostered in order to prevent misinformed farmers’ decisions, private benefit-oriented political decisions and the quietening of social sectors key in this process.

Creative Commons License
Why and How Spain Became the EU’s Top Grower of GMOs by Paula Fernandez-Wulff is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.